Santiago

Santiago

domingo, 21 de agosto de 2016

110º Aniversario de la Proclamación de Patrona de la Ciudad de Guadix a la Santísima Virgen de las Angustias

La conmemoración anual del 110º Aniversario de la Declaración de la Virgen de las Angustias como Patrona de la Ciudad de Guadix se adelantó dos días para poder celebrarlo en la Sabatina del 20 de Agosto, que a su vez coincide con el día del fallecimiento de San Pío X, Papa que tuvo a bien declarar a la Virgen de las Angustias como Patrona de la Ciudad de Guadix.
 
Al terminar la Homilía, la Madre María Peinado, Superiora de las Religiosas de la Presentación de Guadix, leyó el texto que nos recuerda lo acontecido el 22 de Agosto de 1906, extraído del Libro "Recuerdo de la Coronación de la Virgen de las Angustias, del Siervo de Dios Don Juan de Dios Ponce y Pozo de 1923. Se escogió a las Religiosas de la Presentación, ya que su Fundador el Siervo de Dios Don Maximiano Fernández del Rincón, era el Obispo de Guadix que elevó la súplica al Santo Padre, recogiendo en ella su amor por la Madre de Dios y el de la Ciudad de Guadix.
 
Al término de este recordatorio las Religiosas allí presentes hicieron una ofrenda floral a la Virgen mientras el órgano tocaba la Marcha Pontificia, o el Himno del Vaticano, interpretado por el Organista de la Virgen, D. Rafael Pascual.
 
Tras finalizar la Santa Misa, se bendijeron las dos Placas que se han colocado en la fachada de la Virgen para tal ocasión.
 
La placa de la izquierda es una reproducción fidelísima y exacta de la Placa que con motivo de la Coronación Canónica de 1923 se colocó en el Parque de la Ciudad, pero que desapareció en la Guerra Civil. Como había fotos de la misma, se reprodujo y definió el contenido para poder plasmarla en el Mármol. Esta placa contiene el escudo del Obispo que coronó a la Virgen S.E.R Agustín Martín Corrales, Un ángel que ofrece la Corona, y el escudo de la Ciudad de Guadix.
En el lado del Colegio se ha colocado otra Placa inspirada en la anterior, y que recuerda el acontecimiento de la Proclamación de Patrona de 1906. Lleva el escudo de San Pio X que fue el Papa que lo concedió, el Corazón con los siete puñales, símbolo de los Dolores de la Virgen, y el escudo del Siervo de Dios D. Maximiano, Obispo de Guadix que lo solicitó.
 
Es de agradecer a los Hermanos Pérez Vicente que son los que han reproducido en papel la Placa original de 1923, retocando las lagunas de una foto tan antigua, y creando la segunda placa con los escudos propios de tal Efeméride. También a Mármoles Hermoso por su buena labor en la realización de estas placas hechas a mano, para que duren mas en el tiempo y el remate final sea mas bonito y real. A Antonio Morillas e Hijo por su colocación y a Pinturas Iván por su último remate para que la fachada se presente como la Virgen se merece.

 
(Fotos Mármoles Hermoso)





 (Fotos Hmnos. Pérez Vicente)

 
 
22 de Agosto de 1906

El Patronato de Nuestra Señora y el pueblo de Guadix.

Para el pueblo, que no entiende de formalidades canónicas, la Virgen de las Angustias, había sido siempre y era su Patrona. Por eso no dejó de causarle extrañeza, cuando en el Pontificado del Excmo. Sr. Rincón, se trató de obtener esta declaración oficial, de la Santa Sede.

Entre las instancias dirigidas al expresado Sr. Rincón, para que impetrara de Roma dicha gracia en nombre de las entidades civiles y religiosas de Guadix, merece conocerse el texto de la del pueblo, seguido de más de tres mil firmas: dice así:

«Excmo. e Iltmo. Sr. Los que suscriben, hijos fervorosos y amantísimos de la Virgen María, respondiendo con vivo entusiasmo a la gestión que con el amparo y ayuda de V. E. I. y de la Autoridad local, ha iniciado la Hermandad Obrera de Ntra. Señora de las Angustias, haciéndose eco en esta ocasión, de la fe viva y ardientes deseos de toda la masa popular accitana, a V. E. I. con los más profundos sentimientos de veneración y respeto acuden, y

SUPLICAN se digne elevar preces a la Santa Sede, para que declare Patrona de esta Ciudad, a la Virgen Santísima de las Angustias, gracia que, de obtenerse, ha de ser la solemne legalización de ese título, tan bello como real, con que Guadix la invoca, nacido de una relación amorosa, nunca interrumpida, que el Patrocinio y los favores de la Señora bajo esa advocación sublime de sus Angustias, y la gratitud inmensa de sus hijos accitanos tienen establecida, desde remotísimos tiempos: sin duda desde que el ínclito mártir y amadísimo Patrono de esta Ciudad, Sr. San Torcuato, predicó aquí la fe de Cristo, y encendió el amor preciosísimo de la Madre del Calvario, en estos corazones, y además para que junto con la expresada gracia inestimable, se digne V. E. impetrar del Vicario de Jesucristo, la de que traslade la fiesta de la Patrona con todas sus solemnidades, al día de sus Dolores Gloriosos, bien así como se celebra en la piadosísima Ciudad de Granada. Gracia etc. Guadix 9 de Mayo de 1906.»

La Sagrada Congregación de Ritos, contestó con el Rescripto dado el 22 de Agosto de dicho año, cuyo original se conserva en el expediente que obra en la Curia Episcopal, accediendo a la petición del pueblo de Guadix.

Con motivo de la declaración del Patronato de la Virgen, aquel año se celebraron extraordinarias fiestas religiosas y cívicas, trasladándose a la Santísima Virgen a la Catedral, donde se la tributaron solemnísimos cultos, y volviendo otra vez a su Templo en magnífica procesión que presidió el mismo Sr. Obispo, con su Cabildo y todas las Autoridades.

Durante algunos años celebróse la fiesta y procesión de la Virgen y el Septenario en el tercer domingo de Septiembre y días siguientes; pero, habiéndose observado que por coincidir esos días con la feria de la Ciudad, disminuyó la concurrencia de fíeles a los cultos, perdiendo algo de su esplendor y del piadoso y clásico sabor que le eran propios, en el Pontificado siguiente, se elevaron preces a la Santa Sede, exponiendo estas razones para reponer en su tiempo primitivo o sea en el segundo domingo de Noviembre y días siguientes, la fiesta y cultos extraordinarios a la Santísima Patrona, otorgándolo así la Sagrada Congregación de Ritos, por su decreto de Octubre de 1909; en el que concedía por cinco años celebrar en dicho día, dos Misas de Dolores; una rezada de Comunión—otra la solemne de la fiesta.—Volvióse a celebrar la fiesta y Procesión de la Patrona el segundo domingo de Noviembre y así continua celebrándose en la actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario