belen

belen

jueves, 20 de septiembre de 2018

21 de septiembre- 95º Aniversario de la Coronación Canónica de la Señora


Coronación de Nuestra Señora




Después de muchas dificultades, solicitó y obtuvo de la Santa Sede el Rescripto para obtener la coronación canónica, fechado en Roma el día 24 de febrero de 1923

«RAFAEL MERRY DEL VAL, Presbítero Cardenal de la Santa Iglesia Romana, del Título de Santa Práxedes, Arcipreste de la Santa Basílica Patriarcal del Príncipe de los Apósteles de la Ciudad de Roma, Prefecto de la Sagrada Congregación de la Rvda. Fábrica, y el Cabildo y Canónigos de la misma.

Al Excmo. y Rvdmo. Don Ángel, Obispo de Guadix.Al Excmo. y Rvdmo. Don Ángel, Obispo de Guadix.

[…] En su virtud, habiéndonos congregado el día 18 de Febrero del presente año [1923] en la Sala Capitular de San Pedro del Vaticano por los documentos presentados hemos reconocido que concurre en dicha Santa Imagen todo lo que se requiere para su solemne Coronación. Por lo cual, para mayor gloria de la Santísima Trinidad, y nuevo esplendor y ornamento de la Madre de Dios hemos decretado por unanimidad, y mandado, que la expresada y preclara Imagen o Estatua de la Muy Bienaventurada Virgen Nuestra Señora bajo la advocación de las Angustias sea ensalzada y decorada con corona de oro, en solemne ceremonia. Te concedemos, Excmo. y Rvmo. Señor, y conferimos por las presentes, el encargo de efectuar la coronación en el día que quisieres, facultándote también para subdelegar a otro Obispo, si así te agradare.

Dado en Roma el día 24 de Febrero del año del Señor de 1923, año II del Pontificado de Nuestro Santísimo Señor el Papa Pio XI»



El prelado Ángel Marquina tras la obtención de la «gracia de coronación», escribía: «Tiembla la pluma en nuestra mano escribiendo estas cuartillas, las primeras sobre Coronación, alegre y regocijado el espíritu con esperanza en esta hora muy fundada de Coronar pronto, por nuestras manos, la imagen bendita de la Virgen de las Angustias, objeto dulcísimo de vuestros cultos, vuestros amores […] ¡Bendito por siempre aquel instante en que nuestro piadosísimo predecesor el Excmo. Sr. D. Timoteo Hernández Mulas recibió de la celestial Señora y en su templo la inspiración de coronar su imagen! […]».

El alcalde de la ciudad, Francisco Rodríguez Peinado, dirigió un bando a los accitanos, pidiendo colaboración y participación en todos los actos a desarrollar con motivo de la coronación de la Patrona.

Los actos religiosos comenzaron el día 12 de septiembre con el traslado de la venerada imagen a la catedral. Salió el cortejo a las cinco de la tarde desde la iglesia de San Diego. Asistieron a dicho acto el obispo y cabildo catedral, clero, ayuntamiento bajo mazas, autoridades civiles y militares, hermandades, corporaciones y gremios.

Siguió el solemne septenario de preparación que se desarrolló durante los días 13 al 19 de septiembre, estuvo predicado por el padre Alfonso Torres S.J., de la residencia de jesuitas de Madrid.


La noche del 19 se celebró solemne Vigilia de Adoración a Jesús Sacramentado a la que concurrieron invitadas secciones adoradoras de Granada, Almería, Valdepeñas, Baza, Motril y Caniles con sus respectivas banderas.

El día 21, día de la coronación a las nueve de la mañana, fue trasladada la santa imagen de la catedral a la plaza nueva (actualmente parque Pedro Antonio de Alarcón), donde se celebró misa de campaña. Se realizó la lectura del Breve Pontificio, bendición de la corona, alocución del obispo, coronación de la imagen, canto del himno de coronación por todo el pueblo, y regreso en procesión por el siguiente itinerario: Ancha, Plaza y calle de Santiago, calle de Mira de Amezcua, Ancha, plaza mayor, a la catedral.

Con estas palabras relataba el sacerdote Federico Salvador, lo acontecido en la ceremonia de coronación:

«Con la asistencia del pueblo todo de Guadix y de gran muchedumbre de los pueblos comarcanos presidios por los Excmos. Srs. Arzobispo de Granada, D. Vicente Casanova y Marzol: por el Obispo de Almería D. Fr. Bernardo Martínez Noval y por nuestro venerable Prelado D. Ángel Marquina Corrales, acompañados de todas la autoridades civiles y militares y de una Compañía del regimiento de Córdoba, con bandera y música, el día 21 de Septiembre de 1923, y recibida por todas la hermandades, sociedades y autoridades de la localidad, y después de preparado muy convenientemente el lugar denominado Salón o Plaza Nueva, fue conducida la hermosísima imagen de la Excelsa Patrona de esta Ciudad accitana al referido lugar con un acompañamiento, entusiasmo y orden difícil de relatar, y allí, leído el decreto de Roma autorizando la Coronación de la Stma. Virgen de las Angustias y una vez celebrado el Santo Sacrificio de la Misa por el Excmo. Sr. Arzobispo y pronunciada una muy fervorosa exhortación por nuestro venerable Prelado, los tres asistentes coronaron a Ntra. Señora en medio de las aclamaciones del pueblo y de los acordes de la marcha real ejecutada por las dos bandas del regimiento y de la Ciudad y del estampido de los cohetes y de tanto júbilo y entusiasmo de la inmensa muchedumbre, que en todos causaba indescriptible alegría que se retrataba en las dulces sonrisas de los labios o en las lágrimas que se agolpaban a los ojos de todos».

El día siguiente, 22 de septiembre, se realizó solemne pontifical en la catedral, en el que predicó el padre Alfonso Torres S.J., «con tanto acierto y sabiduría» que difícilmente se borrará el sermón de la memoria de los cultos accitanos. A las cinco de la tarde se realizó la procesión de regreso a su Santuario, presidida la procesión por los obispos de Guadix y de Almería. La procesión marchó con el rezo del santo rosario.
El día 23 a las nueve de la mañana se celebró pontifical en la iglesia de San Diego, terminando con el canto solmene del Te Deum en acción de gracias.

Los actos cívico-religiosos, tuvieron una participación aproximada de 20.000 personas, significando un hecho histórico para la ciudad accitana.

Extracto del Libro "Historia y devoción a Nuestra Señora de las Angustias" de Antonio Francisco Gabarrón Torrecillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario